viernes, 6 de enero de 2017

Berta Cáceres: entre la impunidad y solidaridad - 05 Enero 2017

Han pasado 10 meses desde el macabro día en que militares y empresarios hidroeléctricos asesinaron a Berta Cáceres. Son 10 meses de dolor para su familia, 10 meses bañados de impunidad por el gobierno y 10 meses de exigencia de justicia a nivel nacional e internacional.
El rasgo central del gobierno en el crimen de Berta es de complicidad e impunidad. En estos diez meses no se ha permitido la creación de una Comisión internacional independiente de expertos investigue el crimen, han sido meses de represión a los indígenas que no cesan la lucha por justicia.
Pero también son 10 meses de muestras hermosas de resistencia y  solidaridad en Honduras y el mundo. Han sido meses en que las organizaciones populares e indígenas han realizado plantones en el Ministerio Público, Corte Suprema de Justicia; meses de peregrinaciones, actos culturales, de producción musical, de pintura, grafiti, acto ecuménico: todo movido por el espíritu libertario de Berta Cáceres.


Berta es la hondureña más conocida en todo el mundo. Su lucha y ejemplo movilizó a miles de ciudadanos del planeta a realizar actos de exigencia de justicia. El 2 de cada mes en Honduras, El Salvador, Alemania, Estados Unidos, España entre otros países, se convirtió en ocasión para sacar carteles y antorchas de justicia.
Sin duda esa solidaridad internacional es muy importante, la agradecemos y les animamos a que siga acompañando, ya que la administración actual y los operadores de justicia sólo actuarán en la medida que aumente la presión nacional e internacional.
Por ello, exhortamos a las organizaciones populares e indígenas a convertir el presente año en una oportunidad para articular esfuerzos y convertir la exigencia de justicia por el crimen Berta Cáceres como caso emblemático y desde ahí articular la exigencia de justicia por todos  los defensores y defensoras asesinados en la última década. Una articulación social que tenga pie en la demanda de justicia y en la  defensa de los territorios y bienes naturales.
Animamos al pueblo Lenca a convertir la exigencia de justicia de Berta Cáceres en oportunidad para promover un encuentro de la docena de organizaciones, que unen esfuerzos para impulsar una resistencia indígena que defiende los ríos y bosque en sus territorios y desde ahí fortalece la lucha nacional. Sin suda, en esa gran tarea Berta Cáceres nos acompaña.