viernes, 29 de abril de 2016

Alertan sobre posible vigilancia de Laura Zúñiga, hija de Berta Cáceres


Redacción Desinformémonos

hijas de berta


Laura Zúñiga Cáceres, hija de la luchadora social asesinada en su casa a comienzos de Marzo, en Honduras, se encontraba junto a su compañero Camilo Bermúdez y otra amiga italiana en una Gasolinera en las salidas de Tegucigalpa, capital del país, cargando combustible cuando se dieron cuenta que estaban siendo vigilados.
Un hombre de estatura media, gorra gris, camisa verde con rayas blancas, pantalón jean y de tex trigueño oscuro, según el relato que hicieron, miraba a los tres jóvenes con mucho detenimiento, como si los conociera.

Gustavo Castro: empresa DESA está implicada en muerte de Berta

Gustavo Castro: logré ver la cara de uno de los sujetos  que me disparó, pensó que estaba muerto, pero no, ahí me convierto en el principal testigo, en el testigo protegido.

Gustavo Castro: logré ver la cara de uno de los sujetos que me disparó, pensó que estaba muerto, pero no, ahí me convierto en el principal testigo, en el testigo protegido. | Foto: teleSUR

Gustavo Castro es el único testigo del asesinato de la activista hondureña Berta Cáceres el pasado 3 de marzo. 
El único testigo del asesinato de la activista hondureña Berta Cáceres, Gustavo Castro, aseguró que en el asesinato de la líder indígena el pasado 3 de marzo, están involucrados representantes de la empresa DESA, del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca.

jueves, 28 de abril de 2016

Ex-Costa Rican president and Nobel Peace Prize winner, Oscar Arias, urges JOH to allow IACHR investigation

“I’m sure we agree that in a case such as this one, involving the brutal murder of a nationally and internationally recognized social leader, it is important that the investigation be seen as transparent and impartial by the victim’s family and by the general public. This is why I respectfully urge you to consider granting the family’s request to allow the Inter-American Commission on Human Rights to form a commission of independent international experts to join the murder investigation.”
Link to English version of letter
Link to original version of letter in Spanish

EXIGIMOS UNA RESPUESTA INMEDIATA SOBRE CASO BERTA CÁCERES FLORES


Han transcurrido cincuenta y cuatro días desde el asesinato de nuestra querida Berta Cáceres Flores y el Estado de Honduras nos sigue negando el acceso a la justicia y a la verdad. Nosotras: , hijas e hijo de Berta Cáceres, así como su madre: Austra Bertha Flores, exigimos una respuesta inmediata.
Desde unos días después del asesinato de nuestra querida Berta, solicitamos de forma verbal y escrita a las autoridades hondureñas la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a efectos de que se realizara una investigación criminal independiente e imparcial de los hechos a través del nombramiento de un grupo de personas expertas.

miércoles, 27 de abril de 2016

La multiplicación de la lucha de Berta Cáceres

La multiplicación de la lucha de Berta Cáceres

Por Susana Norman, Heriberto Paredes y Aldo Santiago

Si lo que sus detractores y asesinos deseaban con su muerte es el olvido, han fracasado. Berta Cáceres ahora no sólo es una figura reconocida nacional e internacionalmente, su ejemplo de lucha se ha convertido en un referente como pocos en la región mesoamericana. En una larga tradición de íconos masculinos, de próceseres de bigote y patillas largas, la figura sonriente y apacible de Berta da una vuelta a la página de las luchas centroamericanas, lo hizo con su día a día y ahora –a pesar del dolor que esto significa– su muerte es el sello de este nuevo pacto: la transformación radical de las condiciones de vida no sólo será anticapitalista, también será antipatriarcal y partirá de la defensa y conservación de los bienes comunes.
Los asesinos materiales e intelectuales de Berta Cáceres deben de estar molestos, inquietos, viviendo la incertidumbre del fracaso. Porque su crimen no sólo no sepultó la lucha de ella, además pusó en alto el papel que el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) ha tenido en la defensa de los ríos, las tierras y el territorio, lo que en Honduras se conoce acertadamente como «bienes comunes». La persona que apretó el gatillo del arma que mató a Berta Cáceres no hizo sino atentar contra su propio proyecto de muerte. Pensaron que los proyectos de vida pueden ser acallados o destruidos con las mismas armas con las que se cometen crímenes o se borran vidas, pero no tomaron en cuenta que –aunque no se puede olvidar el padecimiento de olvido que sufrimos–, de alguna manera, la lucha se multiplicó. «Berta no murió, se multiplicó» gritan una y otra vez, mujeres y hombres, cada cinco minutos, mientras comienzan las actividades en Nacional de Ingenieros Coliseum, sede del Encuentro Internacional de los Pueblos «Berta Cáceres Vive».
















Miles de personas se arremolinan para registrarse, para alcanzar comida, para acomodarse en las gradas, poco a poco se van colocando las mantas que dibujan muchas veces a Berta, los nombres de organizaciones hondureñas y de otros países centroamericanos se asoman lentamente en esta calurosa mañana del 13 de abril. Mucho de lo que ocurre, y que no siempre se aprecia, sucede gracias a las pesonas que integran la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH): la limpieza, la comida, la separación de las secciones del encuentro, y, lo más importante, la realización de las ceremonias de inicio y de final en cada uno de los días de trabajo.
El sahumerio se adivina a distancia y poco a poco se acomodan los tambores y quienes danzaran, sea para abrir este encuentro o sea para cerrar la jornada. Grandes faldas de colores, danzas que comunican, maracas que dan los mensajes necesarios, danzas que son desconocidas para un mundo que se ha limitado a mirar al blanco. El pueblo garífuna marca el paso, marca el tono, reconoce la lucha de Berta Cáceres y el COPINH, los reconoce fraternalmente. No es casual que su coordinadora, Miriam Miranda, poco a poco sea considerada como la heredera del papel de Berta en el concierto de luchas hondureñas.
Fotografía: Heriberto Paredes
Berta Zúñiga Cáceres, hija de Berta. Fotografía: Heriberto Paredes
El otro polo que sostiene este encuentro y que en adelante será fundamental para la lucha contra el modelo extractivista en Honduras es el mundo indígena. ¿Cuántos pueblos indígenas hay en Honduras? Se preguntará alguien; pues bien, en aquel país conviven y sobreviven, además de los garífunas, el pueblo lenca, el chorti, el pueblo pech, los tawhankas, los llamados isleños, los miskitos y el pueblo tolupan. Más de la mitad estaban representados, sea por enviados de cada pueblo o por que pertenecen ya a organizaciones presentes. Tal vez, uno de los aciertos más visibles de las hijas y el hijo de Berta al convocar a esta reunión internacional sea este, mostrar la diversidad de identidades que existen en un país tan prejuiciado que de inmediato se piensa en pandillas y miseria cuando se nombra. Hay mucho más que eso. Acierto porque, como dijo Miriam Miranda frente a los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH): «Fortalecer la identidad de los pueblos es fundamental, porque sólo la identidad puede ayudar a la liberación de los pueblos».
Mesas de trabajo, micrófono abierto, ceremonias de los pueblos lenca y pech para rendir homenaje a la figura de Berta Cáceres, todo esto y las conversaciones de los pasillos en donde gente de al menos 22 países (alrededor de 1,500 personas) estuvieron conviviendo, intercambiando ideas y –al menos en las declaratorias– reforzando la solidaridad con el COPINH y las hijas e hijo en su exigencia de justicia y esclarecimiento del asesinato de su madre. Temas como militarización y la defensa de la tierra, la lucha de las mujeres y el crimen organizado fueron algunos de los tópicos más discutidos, además del tema transversal referido a la imposición de mega proyectos energéticos, sean hidroeléctricas o parques eólicos, minas o carreteras.
Se fortalece la demanda de justicia
Uno de los temas impetuosos del encuentro fue llamar a la solidaridad en la demanda de justicia por el asesinato de Berta Cáceres. A poco más de un mes de su asesinato, casi nada se ha avanzado en las investigaciones. El proceso se mantiene en «secretividad» por el Ministerio Público (MP), lo cual quiere decir que la familia, así como sus abogados, no tienen acceso al expediente. «La familia de Berta ni sabe formalmente la hora de su muerte», explicó uno de los abogados que apoyan al COPINH, Víctor Fernández. Ni hay acceso al reporte de la autopsia.
Después de confusas intervenciones del Federal Bureau of Investigation (FBI) en la investigación y la negación del Estado de proporcionar cualquier tipo de información, se tiene poca confianza en que el MP esté trabajando para esclarecer los hechos. Se sospecha que el tiempo transcurrido hasta ahora se deba realmente a tapar las huellas y buscar un aval internacional para que Honduras quede «bien». La hipótesis del MP durante las primeras 48 horas –de que fue un crimen pasional– se desbarató por la declaración del mexicano Gustavo Castro, compañero de lucha de COPINH, quien sobrevivió el ataque y rindió las declaraciones pertinentes.
En el marco del Plan de Alianza por la Prosperidad entre Honduras, Guatemala, El Salvador y Estados Unidos, interesa que los países aparezcan estables y que el sistema de justicia aparezca funcional, pero interesa más la implementación cruda del neoliberalismo, y para esto el COPINH estorba. Así es que el encuentro se torna fundamental para convertir a la solidaridad en acción concreta y permanente para buscar la verdad. Y no sólo la verdad sobre quienes dispararon a Berta Cáceres y a Gustavo Castro, sino sobre quién dio la orden, a la vez de establecer qué estructuras económicas y políticas quisieron desaparecerla.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha pronunciado que puede apoyar al Estado hondureño en la investigación. Hasta ahora no ha habido respuesta. Ante la situación, Fernández planteó una tercera vía para los y las participantes del Encuentro: «Que se desarrolle una investigación alterna, montada por las víctimas, por la solidaridad internacional. Una comisión de expertos que nos digan la verdad sobre los hechos, y que no se reduzca esta verdad al hecho puntual del crimen, sino que se revele los antecedentes que motivaron el crimen, la estructura que fue montada, y qué plan pueda existir para acabar con otros activistas en el país».  Berta Cáceres recibía amenazas de muerte, originadas en los grupos de poder contra quienes ella luchaba, y en específico por grupos aliados a la empresa DESA, que está atrás del proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca en el río Gualcarque, entre Intibucá y Santa Barbara en el occidente hondureño. Una de las hipótesis del movimiento social hondureño, es que sus sicarios pertenecen a los mismos grupos de choque que atacaron a la Caravana al Río Gualcarque, organizada el último día del Encuentro, el pasado 15 de abril.
Para Fernández, el Estado hondureño ha hecho tres maniobras para evitar la intervención de la CIDH. «Lo primero fue convocar a la oficina del alto comisionado de las Naciones Unidas de derechos humanos en Honduras. Luego, una aparente petición a la embajada de los EU, y en especial al FBI. Finalmente, la petición a la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH). Estas tres instancias han tenido una posición que avala sutilmente a la posición del gobierno. Una especie de causa común para no avalar que participe la CIDH».
«Para que haya justicia, urge una verdad que pueda prevenir futuros crímenes, desbaratar las estructuras criminales que llenan de muerte a los territorios. Para esto, compañeros, es necesario un equipo que de manera autónoma conduzca el proceso. ¿Cómo se construye? ¿Qué experiencia existe en estos temas? La investigación debe contribuir a desbaratar la estructura económica que está montada en distintos territorios del país. Ya lo decía Tomás del COPINH, son más de 50 proyectos hidroeléctricos y de energía eólica que afectan solo en el territorio lenca. ¿De qué nos sirve encontrar los responsables por el asesinato de Berta, si persisten en el territorio lenca y nacional todas estas estructuras de muerte, estructuras económicas que tienen controlado el territorio nacional?».
Fotografía: Heriberto Paredes
Fotografía: Heriberto Paredes
Los tambores baten en las calles
Bajo este contexto de solidaridad y reflexión en el segundo día del encuentro se llevó a cabo una movilización en las calles de Tegucigalpa.
Los rostros de cientos de estudiantes se tornaron desconcertados al ver y escuchar que los tambores garífunas entraban por la puerta principal de la UNAH, y que detrás de ellos venía Miriam Miranda, de la OFRANEH, encabezando una movilización bastante nutrida. Junto con ella venía una señora cargando un sahumerio que se alimentaba del tabaco que también fumaba, ella y las demás mujeres que componían el contingente a la cabeza. Detrás de esta franja multicolor marchó el COPINH, quien no bajó ni por un instante las mantas en las que el rostro de Berta Cáceres ocupaba un gran espacio, rostros de campesinos serios eran las marcas de este grupo. Embrujados con los mensajes de los tambores, el resto de los contingentes caminaba sin despegarse, lo hacía a paso firme a pesar de los casi 40 grados, mujeres y hombres de todas las edades y de muy diversas procedencias y profesiones dieron cuerpo a esta movilización.
Fotografía: Heriberto Paredes
Fotografía: Heriberto Paredes
A pesar de que este acto no tuvo un mensaje central en concreto sino que fue la expresión de muchas demandas y una muestra de repudio ante el asesinato de la coordinadora general del COPINH, Miriam Miranda dio unas palabras al interior de la universidad, un mensaje conciso que refleja muy bien la situación actual hondureña, tanto de desigualdad y despojo como de necesidad organizativa para luchar en contra de este modelo de muerte:
«Los que estamos participando en el Encuentro Internacional de los Pueblos estamos visitando a la universidad porque confiamos y creemos que la máxima casa de estudios debe ser liberadora de los pueblos, la máxima casa de estudios debe generar profesionales que cambien los pueblos. Estamos viviendo una dictadura en este país y la universidad no se escapa a esa dictadura, creemos que la vocación debe ser para liberarnos, no para someternos, por eso es que hemos venido con nuestros tambores el día de hoy, representantes de más de 22 países que estamos luchando por los bienes comunes, los árboles, el agua, el sol, la tierra, los recursos de los bienes comunes de todos nosotros. No son propiedad de una sola persona.
Sabemos que en esta máxima casa de estudios no se enseña ni se educa para liberar, están educándonos para someternos, para ser serviles, tenemos que luchar por una univarsidad liberadora, por una academia que acompañe las luchas de los pueblos, por eso es que nosotros creemos que en esta universidad se debe educar y entender qué hacen los tambores con el pueblo garífuna, qué significan los saumerios, qué significa la identidad de los pueblos, por que la identidad de los pueblos es la que nos libera, no hay forma de liberar un pueblo si no se estudia la cultura, si no se estudia la espiritualidad, si no se fomenta la identidad del pueblo y para eso tenemos que luchar.
Fotografía: Heriberto Paredes
Fotografía: Heriberto Paredes
Por eso les visitamos a ustedes estudiantes, no para que se asusten con los tambores, porque los tambores no son únicamente para bailar también es un medio de comunicación, es un medio que comunica lo que significan los pueblos, cuál es el sentir y el pensamiento de los pueblos. Estamos aquí para transmitir esa lucha de Berta Cáceres, ella luchó por la liberación, no sólo de los árboles y los ríos, también de la educación, por eso es que hoy les estamos invitando, estudiantes, a que nos acerquemos a conocernos a nosotros mismos como hondureños, para que los hondureños y las hondureñas sepamos quiénes somos, para que no sigan transmitiéndonos basura por los medios de comunicación que nos alejan de la identidad del pueblo hondureño. ¡Berta no murió, se multiplicó! ¡Berta no murió, se multiplicó!
Por eso les hemos visitado estudiantes, muchos de nuestros hijos quisieran pasar por esta casa máxima de estudios y no hay acceso, creemos que debe ser una educación liberadora, gratuita y que fortalezca la identidad. ¡No nos tengan miedo, compañeros y compañeras, súmense con nosotros, súmense a la lucha!»
Los compromisos asumidos por las organizaciones presentes se concretaron en algunos puntos que aparecen en la declaratoria final del encuentro pero que vale la pena resaltar ya que se asumieron como un compromiso para llevarlos a cabo: en primer lugar, verdad y justicia ante el crimen de Berta Cáceres Flores, que significa el impulso de una investigación a cargo de un equipo que tome en cuenta el contexto en que ella hacia su práctica política y que identifique la totalidad de autores materiales e intelectuales de su asesinato y de otros que son parte de su proyecto de muerte; el retiro de DESA del territorio lenca, la liberación del río Gualcarque, luchar por la convergencia de sinergias colectivas, mecanismos de comunicación, acciones territoriales, conformación de un equipo de trabajo con respaldo de la experiencia internacional que logre la anulación de los proyectos extractivistas en territorios hondureños; el retiro definitivo de la presencia militar de los territorios indígenas, populares, rurales y urbanos; y finalmente, el reconocimiento del COPINH como la organización responsable de velar por la protección de su territorio al igual que la OFRANEH y distintas organizaciones legítimas de los pueblos originarios.
Fotografía: Heriberto Paredes
Fotografía: Heriberto Paredes
La violencia que no cesa
Pese a la denuncia sobre la militarización de Honduras que arreció en las calles de Tegucigalpa, el día 15 de abril, durante un ejercicio de control territorial que unió esfuerzos de organizaciones internacionales y al COPINH en una caravana hacia el río Gualcarque, miembros de la resistencia lenca y observadores extranjeros fueron agredidos por empleados de Desarrollos Energéticos (DESA).
Los atacantes, armados con machetes y piedras, argumentaron, como aliciente a sus acciones, el supuesto beneficio en proyectos de educación, servicios públicos básicos y trabajos porporcionados por DESA. Durante horas permanecieron al borde del camino hacia el río Gualcarque, hostigando y amenazando a los integrantes de la caravana, ante la mirada y actuar cómplice de la policía nacional que se negó a desarmarlos y a sólo un par de kilómetros del ejército que se despliega en la zona para fungir como guardias de seguridad para las instalaciones de DESA.
Terminada la ceremonia al margen del río, cuando los asistentes regresaban a los autobuses ocurrió el ataque en el mismo lugar donde el 20 de febrero fuera agredida Berta Cáceres. Testimonios describieron a un grupo de 20 hombres armados, algunos en estado de ebriedad que sugerían haber participado en el asesinato de Berta al tiempo que buscaban a Tomás Membreño, actual coordinador del COPINH y agredían a otros tres de sus miembros. Un reportero extranjero fue golpeado y amenazado además de que un líder del Bajo Aguan, Vitalino Álvarez y un acompañante español fueron fuertemente golpeados.
AgresionesTejera-8
Fotografía: Aldo Santiago
Entre los agresores, se identificó a un sicario con un asesinato en sus antecedentes criminales, quien además presume haber amenazado de muerte a miembros del COPINH, incluída Berta. Sólo dos semanas antes de su asesinato, Cáceres denunció el trabajo que realiza el sicario para DESA y evidenció su vinculación por el hecho de ser liberado de custodia policial a través de una negociación entre Jorge Ávila, jefe de seguridad de DESA y el corrupto cuerpo policiaco.
Este ataque reciente es parte de una larga persecución judicial, política y paramilitar contra el COPINH, la cual Berta denunció cuando la militarización invadió las tierras lencas y que ha arrebatado la vida de cinco de los integrantes del COPINH, que mantiene su lucha pacífica, pero enérgica, frente a un régimen local brutal y violento auxiliado por el capital global y las estrategias, armas y aparatos de represión norteamericanos.


















El territorio del pueblo lenca es uno de los mas golpeados desde la aprobación de la Ley General de Aguas a un mes del golpe de Estado, el pasado 28 de junio de 2009, punto de inicio para imponer la construcción de más de 50 proyectos entre hidroeléctricas, eólicas y mineras en sus tierras. Aunado al ajuste normativo hondureño, los falsos discursos legitimados por instituciones globales como la ONU sobre cuidado ambiental y la promoción de la mercantilización de los bienes, la vida y la naturaleza a través de los fondos de Mecanismo de Desarrollo Limpio ha servido para justificar el despojo territorial que se respalda a través de transacciones entre bancos para el «desarrollo» europeos y corporaciones centroamericanas junto a capital chino con intereses en otros proyectos de infraestructura estratégicos –y devastadores– como el canal de Nicaragua.
Por ello, el próximo 28 de abril, miembros del COPINH, realizarán un plantón frente a las instalaciones de los bancos FMO y Finn Fund, financiadores de DESA, la cual ha violentado los derechos de la población indígena Lenca y es culpable del asesinato de Berta Cáceres.
A pesar del duro golpe que significó su asesinato, justo como no se lo esperaban sus asesinos, su ejemplo ha mantenido la unidad dentro de muchas organizaciones; aún queda mucho por ver y analizar en el terreno de la lucha por la vida y los «bienes comunes».
RioGualcarque_Olvin
Fotografía: Radio Guarajambala
«Rio Blanco es un mal ejemplo para los intereses de los capitales porque ha demostrado que sí es posible echar atrás proyectos de dominación, privatización; demuestra que si es posible sacar una trasnacional invasora como hace 500 años, eso es parte de la lucha legítima del pueblo lenca que la maquinaria represiva ha pretendido criminalizar y no vamos aceptar que sea criminalizado».
La palabra de Berta vive.

ALERT: Attacks and intimidation against participants and international observers at the International Meeting "Berta Cáceres Lives".



The undersigned organizations, express our deep concern about the serious incidents that

occurred on Friday, April 15 in the town of San Francisco de Ojuera -Department of Santa

Barbara where a dozen people were injured.

On Friday April 15, 2016, approximately 400 people, members of Honduran and international

human rights organisations, social movements and the media, travelled to the Gualcarque River as

part of a caravan to commemorate the murder of Berta Cáceres, the international meeting was

known as "Berta Cáceres lives". The signatory organisations were present at the meeting and

observed patterns of attacks against international and national organisations that are replicated in

other regions of the country and have originated from deep social conflict.1

ALERTA: Ataques y actos de intimidación a participantes y observadores internacionales en el Encuentro Internacional “Berta Cáceres Vive”.



Las organizaciones abajo firmantes, expresamos nuestra profunda preocupación por los

graves incidentes ocurridos el viernes 15 de abril en el municipio de San Francisco de

Ojuera -departamento de Santa Bárbara- donde resultaron heridas una decena de personas.

El viernes 15 de abril de 2016, aproximadamente 400 personas, integrantes de organizaciones

hondureñas e internacionales de derechos humanos y del movimiento social, así como medios de

comunicación, se desplazaron hacia el río Gualcarque como parte de una caravana y con el

objetivo de conmemorar el asesinato de Berta Cáceres, en el marco del encuentro internacional

“Berta Cáceres vive”. Las organizaciones firmantes estuvimos presentes en el encuentro y

observamos patrones de ataques contra organizaciones nacionales e internacionales que se

replican en otras regiones del país y, han derivado en una fuerte conflictividad1

Murder of acclaimed activist has U.S. questioning massive Central American aid package



Feisty and stubborn, Bertha Caceres rallied her neighbors against large hydroelectric dam projects that hurt the land in her native Honduras.
She routinely clashed with local authorities and delivered firebrand speeches. She also won international acclaim as a determined indigenous activist in a country where that profession alone could be a death sentence.
Early on March 3, it was. Caceres was at home in the town of La Esperanza ("Hope") when masked men broke in and shot her to death. They also shot her colleague Gustavo Castro and left him for dead.
They were not the first, nor the last, such targets. Two weeks later, an associate of Caceres, Nelson Garcia, was killed. As many as 100 indigenous activists have been slain in recent years in Honduras.
The killing of Caceres and allegations that Honduran authorities have bungled the investigation have created a dilemma for the Obama administration. The White House supports Honduran President Juan Orlando Hernandez — even as some U.S. officials suspect state or state-supported assassins killed the activist.
"All of us in this work, who are voices for justice, are in danger," Bertha Zuniga Caceres, 25, said in an interview during a recent trip to Washington, where she lobbied for help in the investigation into her mother's death. "We have no faith in the police, in the military, in any Honduran institution."
The administration has sent a retired detective and a Justice Department prosecutor to assist Honduran authorities. But numerous irregularities in the collection of evidence, preservation of the crime scene, autopsy and other procedures have been reported.
As part of the political fallout, a $750-million package of U.S. aid designated for northern Central America — the largest such aid plan for the region in more than a decade — may also be in jeopardy.
Numerous members of Congress have signed letters to Secretary of State John F. Kerry to protest the Caceres killing and to demand an independent investigation. The strongest letter, signed by nearly 60 lawmakers, demanded some aid be suspended pending a review of the case.

lunes, 25 de abril de 2016

Entrevista con Miriam Miranda, de la OFRANEH de Honduras

El llamado de Berta

Entrevista con Miriam Miranda, de la OFRANEH de Honduras

Radio Mundo Real
Honduras
“No queremos ser mártires, no queremos que hayan más mártires en este país, pero también hay una responsabilidad histórica de hacer valer la palabra y demostrar que tenemos derecho a la construcción de un mundo mejor. Y no podemos huir a esa responsabilidad”, dijo a Radio Mundo Real la dirigente garífuna Miriam Miranda, coordinadora de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH).


Miriam no escondió el dolor por la pérdida de su “hermana” Berta Cáceres, asesinada el 2 de marzo, luego de 25 años de lucha compartidos, pero aseguró que el “deber de nosotros como defensores y defensoras de derechos humanos es regar la palabra, sumarnos, articularnos”, en un país donde “somos los más vulnerables”. “Cada día se te va cerrando más el espacio donde vivir, es como estar en la cárcel, así definitivamente. Sin embargo se asume”, sentenció la dirigente.
Radio Mundo Real entrevistó a Miriam en Tegucigalpa, la capital hondureña, el primer día de actividades del “Encuentro Internacional de los Pueblos Berta Cáceres Vive”, el 13 de abril, en el Nacional de Ingenieros Coliseum de esa ciudad. La charla con Miriam se imponía, una de las más destacadas dirigentes sociales de Honduras, tan perseguida y amenazada como Berta. El temor de perderla, en un país donde la criminalidad, las persecuciones a los luchadores sociales y la impunidad reinan, no lo escondemos.

Behind the murder of Berta Cáceres: corporate complicity

Behind the murder of Berta Cáceres: corporate complicity

The corporate denial of violation of human rights in the death of Berta Cáceres reveals the web of complicities and impunity that prompted her assassination.
Berta Cáceres and local assembly community members campaigning against the Agua Zarca dam. Photo: courtesy of the Goldman Prize.
Berta Cáceres was killed while sleeping in her home in La Esperanza, Honduras on 3rd March 2016. Over the past few years, she had been harassed, and received multiple death threats for her role in the movements she led opposing the Agua Zarca dam project. The project threatened to cut off the water supply to the Indigenous Lenca community in Honduras, depriving them of the right to sustainably manage and live off their territories and sacred river.
Cáceres won the 2015 Goldman Environmental Prize for her work. But even before her death she had already paid a heavy price for her activism, because of which, her daughters and son had been forced to leave the country as their lives were under threat. Less than two weeks after Berta’s murder, 150 families members of the Civic Council of Popular and Indigenous Organizations of Honduras (COPINH), founded by Berta, were evicted from the community of Rio Lindo, Cortés, by the Military Police and the Special Force ‘Cobras’.  And Nelson García, also a member of COPINH, who had assisted families evicted earlier in the day, was murdered.
Global outrage
Caceres’ assassination, the obvious climate of widespread human rights violations, and overwhelming impunity in Honduras, have provoked outrage in the country and across the globe. This has manifested in massive demonstrations in Tegucigalpa, New York and elsewhere, in strong effort to put pressure on the government and corporations involved in the ring of complicity to Berta’s murder, to respond and put an end to the escalating violence. 
On the very same day as Berta’s murder, Hidroeléctrica Agua Zarca, a project of the Honduran private energy company Desarrollos Energéticos, SA (DESA), issued a statement immediately denying any involvement in the murder: “Hidroeléctrica Agua Zarca roundly affirms that there is no direct nor indirect connection between the project and the regrettable event that ended the life of the indigenous leader.”
The Caceres family and members of COPINH however, dispute this position, pointing to DESA in a communiqué as the main source of multiple threats, persecution and aggression against the Lenca community and COPINH members.
Who’s involved
A deeper look at who is behind the Agua Zarca dam project points to both national and global complicities by financial institutions and corporations.
At the national level, DESA is the local private energy company in charge of implementing the project. The company is partially controlled by the wealthy Honduran Atala family, whose billionaire member Camilo Atala recently turned his Grupo Financiero Ficohsa into the biggest financial conglomerate in Central America by acquiring most of Citibank’s assets in the region
The Atala family has done little to hide their support for the 2009 Honduras military coup that ousted democratically elected president Manuel Zelaya. With the backing of Honduras’s business elites, the Lobo administration that followed the military coup embraced the neoliberal development model with the slogan "Honduras is Open for Business" granting 41 hydroelectric dam illegal concessions in 2010 alone, including the Agua Zarca project.
Most of these dam projects were granted on indigenous territory without prior and informed consent of the affected communities, and in blatant violation of International Labor Organization Convention 169, which requires that "consultation with indigenous peoples should be undertaken through appropriate procedures, in good faith, and through the representative institutions of these peoples".
But the Agua Zarca project also has crucial international funding support from at least the Central American Bank for Economic Integration; the Dutch development bank FMO; Finnfund from Finland and German company Voith Hydro. The World Bank via the International Finance Corporation (IFC), the private sector arm, has denied their involvement in the project.
Projects continued regardless of community resistance
Chinese state-owned Sinohydro Group, one of the largest hydropower engineering companies in the world, was the original contractor hired to build the dam.  But in late 2013, Sinohydro decided to withdraw from the Agua Zarca Project, publicly citing ongoing community resistance and outrage following the death of COPINH environmental activist Tomas García who was shot and killed by the army near the project site. Responding to a query by the Business & Human Rights Resource Centre Sinohydro Group said: “Right from the very beginning of our mobilization, it was noticed that there were serious interest conflicts between the Employer of the Project, i.e. DESA, and the local communities, which were treated as unpredictable and uncontrollable to the Contractor. Therefore, Sinohydro Corporation Limited instructed to suspend all the site performance and ongoing preparations, and demobilized all his manpower from the project site on July 15th 2013.” The surprising withdrawal of the Chinese company in 2013 citing conflict with local communities however, did not elicit any doubts from the ostensibly human rights bastions, Dutch and Finnish backers of the project, who continued business as usual until Berta’s murder was too much of a scandal to conceal.
Too little too late
Hours after Berta was murdered FMO and the Finnish corporation, released a statement regretting the murder and calling “for a thorough investigation on the events and to hold those responsible to account” while they state to be “currently working with our contacts in Honduras to review exactly what has happened.”
However, the day after publishing the statement, FMO published a document on FAQ on the project clearly responding to the obvious negative attention following Berta’s killing. The document focuses only on the benefits of the project promising to “prioritize local recruitment and provide school materials to all students of the 11 communities”. In addition they say,“FMO is also aware that in many cases, our clients do not possess the knowledge and/or experience in implementing projects to the international standards of best environmental and social practice that FMO requires…”And so with a stated civilizing mission oriented towards “developing countries with weak governance” as the FAQs refer to Honduras, any doubts of complicity in violation of human rights are cleared. Green-washing corporate neo-colonialism at its finest.
It was only after the murder of Nelson García, another COPINH member, on Tuesday 14th March that FMO announced in a statement its decision "to suspend all activities in Honduras, effective immediately. This means that we will not engage in new projects or commitments and that no disbursements will be made, including the Agua Zarca project”
FinnFund decided to follow suit, to suspend disbursements to the project, though the CEO of the fund, Jaakko Kangasniemi, explained to Development Todaywe still believe that the people in the affected areas want this project. But at this juncture we have to take a look at the situation”.
The suspension of activities is a welcome decision; but is too little, too late. Suspending activities in Honduras is not nearly the same as pulling out permanently, something that COPINH members have been demanding for a long time.
US complicity, unrestrained corporate power, and government impunity
Attempts to wash the guilt away also holds true for the US State Department, who admittedly supported the coup in Honduras in 2009.  In a short statement released March 4, it offers “the full support of the United States to help bring the perpetrators to justice”. 
There is absolute silence, as one can expect, about the permanence of US military aid and troops in Honduras that have only fuelled repression of social movements and violence, putting the country on the podium as “the deadliest place for environmental activists” according to Global Witness.
Berta’s murder is not an isolated case fuelled by the specific context in Honduras but one of the most extreme examples of deadly complicity between unrestrained corporate power, government impunity and elites across the world. Examples abound: from the Niger Delta where women continue to challenge oil exploration by international oil companies; in Mexico where indigenous women are fighting to keep their communities’ land from large scale wind energy production projects; in Brazil where the collapse of a mining dam in 2015 resulted in deaths of the local community and continues to pose a risk to the survivors; in South Africa where pharmaceutical companies continue to block the access of affordable generic antiretrovirals to the poor and vulnerable communities infected with HIV; and in The Philippines where malicious attacks and threats perpetrated by State agents, against women human rights defenders (WHRDs) resisting repression and operations of mining companies increased in August 2015 prompting the condemnation of the Women Human Rights Defenders International Coalition (WHRDIC). There are millions of Bertas around the world that simply cannot be stopped by selected killings, for they are the seed in the persistence of struggles.
“We must shake our conscience free of the rapacious capitalism, racism and patriarchy that will only assure our own self-destruction”, said Berta when she accepted the Goldman Environmental Prize. She was only describing the web of complicities and impunity that prompted her assassination.
The corporate denial of complicity in the violation of human rights and death of Berta Caceres is green-washing corporate neo-colonialism at its finest. 

“Si mataron a Berta Cáceres, pueden matar a cualquiera”

“Si mataron a Berta Cáceres, pueden matar a cualquiera”

La Eurocámara aprobó una resolución de urgencia por la grave situación de los derechos humanos en Honduras. Dos eurodiputados hablaron con DW acerca del pronunciamiento y de la situación en el país centroamericano.
El eurodiputado Miguel Urbán Crespo
El eurodiputado Miguel Urbán Crespo
Por el asesinato tanto de Berta Cáceres y Nelson García como de Paola Barraza, y otros 7 defensores de la comunidad LGTBI asesinados en los últimos 11 meses, la Eurocámara ha aprobado una resolución de urgencia. En ella se condena los hechos, se recuerda al gobierno de Honduras su compromiso de implementar medidas de protección para los defensores de derechos humanos y se lo urge a acabar con la impunidad. Aprobado por todos los grupos políticos, el texto fue difícilmente consensuado.
“Se sabe desde hace mucho tiempo que Honduras vive una situación de violencia muy dura, pero también es cierto que desde el golpe de 2009 la situación se ha agravado. No obstante, esto no consta en el texto. Por otro lado, aunque muchos no querían los nombres de los asesinados, sí están. Especialmente en el movimiento LGTB es importante visibilizar a los que han muerto para darles fuerza y empoderamiento a los que luchan y siguen vivos”, explica a DW Ulrike Lunacek, vicepresidenta del Parlamento Europeo, quien en 2013 estuvo al frente de la misión de observación electoral en el país.
Disenso en el detalle
Si a unos les parece importante subrayar que Honduras es uno de los países más violentos del mundo para los medioambientalistas (109 muertes entre 2010 y 2016), otros preferirían ver este asesinato más bien como un hecho aislado, que se inserta en la violencia general de Centroamérica.
“Si pueden matar a Berta Cáceres, pueden matar a cualquiera”, cuenta el eurodiputado Miguel Urbán que estuvo en Honduras hace poco menos de un mes, integrando una misión internacional que tuvo como objetivo hacer presión para que no se matara otra vez a los activistas, echándolos al olvido. Durante su visita constató una falta de voluntad política para acabar con la impunidad.
Ulrike Lunacek, vicepresidenta del Parlamento Europeo
Ulrike Lunacek, vicepresidenta del Parlamento Europeo
“Existe una ley de defensa de derechos humanos, sí, pero sin presupuesto”, explicó a DW Urbán. Éste hubiese preferido que la resolución recogiera, “un llamado a paralizar la ratificación del Acuerdo de Asociación hasta que se esclarezca el asesinato de Berta Cáceres y el gobierno demuestre voluntad de mejorar los derechos humanos en Honduras”.

Asesinato de Berta Cáceres. ¿Crimen impune?

¿Responsabilidad de las empresas?
Aunque, en el amplio espectro político de la Eurocámara, no faltan quienes quieren creer la versión de que se trata de crímenes comunes, el texto aprobado recoge el nexo de la desaparición de Cáceres y de Nelson García con los proyectos hidroeléctricos a los que se oponían ambos.
También saluda que los fondos europeos FMO y Finnfund hayan suspendido su cooperación con el proyecto Agua Zarca y se recuerda que las inversiones europeas deben respetar estándares sociales y medioambientale. Esto “no debe ser voluntario”, opina Lunacek, coautora de la resolución que subraya la importancia de implementar los principios de la ONU en cuanto a empresa y derechos humanos.
En este sentido, la resolución urge a una investigación independiente con participación internacional para asegurar que se encuentre a los asesinos. Y también, así Lunacek, “a los que han ordenado llevar a cabo los asesinatos”.
http://m.dw.com/es/si-mataron-a-berta-c%C3%A1ceres-pueden-matar-a-cualquiera/a-19186808

viernes, 22 de abril de 2016

Informe de la Misión Internacional “Justicia para Berta Cáceres Flores”

Informe de la Misión Internacional “Justicia para Berta Cáceres Flores”

14 Abril 2016

Informe de la misión internacional de 15 parlamentarios, juristas y representantes de organizaciones y redes de derechos humanos, sindicales y populares, que viajaron a Honduras a mediados de marzo para esclarecer el contexto del asesinato de Berta Cáceres y plantear recomendaciones para poner fin a la cultura de impunidad que afecta a las defensoras y los defensores de derechos humanos en la región.

La Misión Internacional “Justicia para Berta Cáceres Flores”, integrada por 15 parlamentarios, juristas y representantes de organizaciones y redes de derechos humanos, sindicales y populares del mundo entero, desplegó una intensa actividad en Honduras entre el 17 y el 21 de marzo de 2016. Respondiendo al pedido del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras, y de una extensa red de solidaridad internacional en apoyo al pueblo hondureño, centró su acción en pedir el esclarecimiento del brutal asesinato de la líder indígena Lenca Berta Cáceres Flores, la noche del 2 de marzo de 2016, y la liberación del dirigente social mexicano Gustavo Castro, herido en el asesinato a Berta y retenido injustamente por las autoridades de Honduras.

Asesinato de Berta Cáceres. ¿Crimen impune?

Berta Cáceres, activista ambiental hondureña, murió asesinada. Su hija lucha por el esclarecimiento del crimen.

Video aquí

Attack on the International "Berta Cáceres Lives" Gathering

Dear Supporter,
Last Friday, I stood near the Lenca people's sacred Gualcarque River with Tomas Gomez, who has assumed the coordination of the Council of Popular and Indigenous Organizations of Honduras (COPINH), following last month's assassination of Berta Cáceres. We tried to figure out how to get everybody in the Gualcarque River to safety amidst a violent attack occurring just up the hill above us.  Armed men affiliated with DESA, the company building the Agua Zarca Project, were swinging machetes, throwing rocks, and punching COPINH leaders and attendees of the International Encuentro “Berta Cáceres Lives” as they peacefully walked back to their buses following an Indigenous ceremony on the edge of the Gualcarque River remembering Berta and her struggle.

The violent men were searching for Tomas, yelling “we must attack him, he's the one who's left.” They also made references to having murdered Berta Caceres and that the people there were all that were left.  COPINH leaders Sotero Chaverria, Jose Asencion Martinez, and Marleny Reyes Castillo were all attacked and injured.  A TeleSur journalist was hit and threatened and Vitalino Alvarez, long-time leader of the Bajo Aguan campesino movement, was punched in the face so badly he could barely open his mouth.  An international accompanier was punched and knocked down.  Several other Encuentro attendees were also injured.  

the Agua Zarca project


Así explica  vende el FMO El proyecto de Agua Zarca, donde dicen que el río puede fluir libremente sin cambiar su flujo ecológico y sin afecar a las comunidades.

El COPINH exige el retiro definitivo de los Bancos que financian el Proyecto Agua Zarca

El COPINH convoca movilizaciones para exigir que el FMO y Finn Fund se retiren definitivamente del Proyecto Agua Zarca.  El viernes, 22 de Abril a las 2pm estaremos enfrente del FMO en los Países Bajos y el jueves, 28 de Abril a las 12 medio dia en Helsinki, Finlandia.  

El FMO, el Banco de Desarrollo de los Países Bajos, financia a DESA con $15 millones de dolares para la construcción del Proyecto Agua Zarca, lo cual ha traído destrucción y muerte al pueblo Lenca y amenaza a nuestro sagrado Rio Gualcarque. El Banco Finn Fund de Finlandia financia con $5 millones de dolares y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) financia con $24.4 millones de dolares. Los tres bancos han suspendido sus pagos al Proyecto Agua Zarca por el momento pero no han cancelado su financiamiento ni tomado responsabilidad por la muerte y violencia causadas por el proyecto que financian.

Berta Zúniga Cáceres, hija de Berta Cáceres ante el Sub-Comite de Derechos Humanos del Parlamento Europeo

Hace algunas horas compareció Berta Zúniga Cáceres, hija de Berta Cáceres ante el Sub-Comite de Derechos Humanos del Parlamento Europeo en la sede de este organismo, en una jornada sobre "La Responsabilidad De Las Empresas Respecto A Las Violaciones Graves De DDHH En Terceros Países".
Una vez más, Berta exigió la conformación de una Comisión de Investigación Internacional para el esclarecimiento de la muerte de su madre.
En palabras textuales de Berta: "Son 48 días en los que se nos ha negado formalmente la participación en la investigación.....


El Pensamiento De Mi Mami


Berta Cáceres, mi madre, mi mami, era la lucha andando, con todas las opresiones encima, cargando en la espalda los dolores que este sistema les impone a los pobres, a los indígenas pobres, a las mujeres indígenas pobres.
Berta, capaz de indignarse ante cada una de las injusticias del mundo, se rebela ante ellas y lucha en su contra.
No es fácil la tarea que se nos ha encomendado. Hablar de Berta Cáceres es un reto para nosotras, por lo que implica su vida, porque fue asesinada por su pensamiento, discurso y práctica, y porque además, Berta, es nuestra madre.

Tribute to Berta Cáceres at the 2016 Goldman Environmental Prize Ceremony

Video: Así Mataron a Berta

http://epv.elpais.com/epv/2016/04/21/seccion_internacional/1461209903_731291.html?autoplay=1

domingo, 17 de abril de 2016

"People of the world: Intensify the struggle" - Declaration of International Summit in Honor of Berta Cáceres

"People of the world: Intensify the struggle" - Declaration of International Summit in Honor of Berta Cáceres

Final Statement of the Berta Cáceres Lives International Peoples' Summit


In this land of over 500 years of struggle, with the sound of free-flowing rivers, the strength of mountains, barrios and villages, the fury and tenderness of natural life, the spirit of the ancestors, the hopes and pain of men, women and children, the people of Berta gather in memory of her rebellious life.
Photo: Giorgio Trucchi
From April 13-15, 2016, close to 1,500 people from grassroots social movement organizations in Honduras and delegations from 22 countries have come together for the Berta Cáceres Lives International Peoples’ Summit in Tegucigalpa and Rio Blanco, Honduras to debate, share and reflect.

WE DECLARE that we are completely conscious of the fact that Berta Cáceres’s assassination was due to her struggle and the struggle of COPINH against the criminal, neocolonial, femicidal and extractive model imposed by the Honduran and international ultra-right wing. They spread this model through the continent through violent actions such as these assassinations and through other strategies that undermine justice for the people, such as the current attempt to carry out a coup d’état against the Brazilian people. We condemn this coup attempt, which follows in the wake of the nefarious 2009 coup here in Honduras.
WE RECOGNIZE the immense ethical and practical contribution of our compañera Berta and her commitment to popular struggles around the world. She brought her aspirations to life with her radical and honest words, with the depth of her decolonizing thought, the spiritual strength of the indigenous peoples, a profound knowledge of and great confidence in popular struggle, and the international horizons of her vision of emancipation. We assume these elements of her legacy today with joy and strength.
WE COMMIT OURSELVES to the struggle, thought, actions and rebellions of this anti-patriarchal, anti-capitalist, anti-racist vision so that it may continue nurturing the diversity of struggles around the world that confront the neoliberal logic of death, which are already being built throughout this continent.
During this summit we have sought consensus on ideas, proposals and collective alliances between organizations, countries and political initiatives in order to set in motion the intentions and desires for transformation, starting at the roots.
Following the Honduran Social Movement Platform (PMSH), the Berta Cáceres Honduran Grassroots Alliance, COPINH and the family of Berta Cáceres Flores, we commit ourselves to struggle for:
  • Truth and justice in the crime against Berta Cáceres Flores, which means pushing for an investigation led by a team that takes the context of her political practice into account and that identifies all of the perpetrators and plotters of her assassination and others that are part of their project of death.
  • The withdrawal of the DESA corporation from Lenca territory, the liberation of the Gualcarque River, struggle for the confluence of collective energies, instruments of communication, territorial actions, formation of a working group backed up by international experiences to expel extractive projects from Honduran territory.
  • The definitive withdrawal of military presence from indigenous territory and grassroots communities, both rural and urban.
  • The recognition of COPINH as the organization responsible for watching over and protecting its territory along with OFRANEH and other legitimate organizations of the first nations.
Those present at this summit and organized in the Platform of the Honduran Social Movement commit ourselves to continue the process of internal unification and strengthening of our proposals for robust internationalist action, with Berta and her actions as our inspiration and horizon.
To all peoples of the world, men and women, we invite you to intensify the struggle with energy and principled unity. We will never give up hope nor will we wait to bring to life the utopia of justice, freedom and autonomy that is our legitimate vision for life and happiness on this earth.  

http://hondurasresists.blogspot.mx/2016/04/people-of-world-intensify-struggle.html
Photo: Giorgio Trucchi   

jueves, 14 de abril de 2016

HONDURAS NIEGA ACCESO A LA VERDAD Y LA JUSTICIA EN CASO BERTA CÁCERES FLORES

Unos días después del asesinato de nuestra querida Bertita ocurrido el pasado 2 de marzo, solicitamos a las autoridades hondureñas la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a efectos de que se realizara una investigación criminal independiente e imparcial de los hechos a través del nombramiento de un grupo de personas expertas.
Nosotras, las hijas e hijo de Berta Cáceres Flores: Olivia, Berta, Laura y Salvador, todos de apellidos Zúniga Cáceres, así como su madre: Austra Bertha Flores, nos convencimos de la importancia de contar con personas expertas que pudieran ayudar al Ministerio Público en el proceso de investigación ante la secretividad que se dictó y que nos impidió el acceso pleno al expediente; asimismo, consideramos que los antecedentes de criminalización que el MP ejerció contra nuestra Berta, los altos índices de impunidad en este tipo de casos así como las irregularidades que se cometieron al inicio de la investigación constituían elementos relevantes que justificaban una decidida supervisión internacional.
Esta petición fue presentada en forma oral y escrita ante el Secretario de Estado en el Despacho de

lunes, 11 de abril de 2016

Declaración Final

I Asamblea de la Articulación Popular Hondureña “Berta Cáceres VIVE” 

Reunidas y reunidos en la Ciudad de Tegucigalpa, Capital de la República de Honduras los movimientos populares integrados a la Articulación Popular Hondureña “Berta Cáceres VIVE ”, acuerdan comenzar el trabajo por la UNIDAD construyendo los PRINCIPIOS que regirán la agenda de lucha de los sectores organizados del Pueblo por la liberación de la patria.

domingo, 10 de abril de 2016

Articulación Popular Hondureña “Berta Cáceres” comienza a diseñar su lucha frente al sistema opresor

Por: Redacción CRITERIO
Tegucigalpa.- El pasado sábado se desarrolló en esta ciudad la primera Asamblea de la Articulación Popular Hondureña “Berta Cáceres VIVE”, con la asistencia de decenas de organizaciones y luchadores por el medio ambiente y los derechos humanos.
Asamblea Articulación
Miriam Miranda, coordinadora general de la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH) describió que el pasado 13 de marzo en la ciudad de Siguatepeque surgió la  Articulación de los movimientos Populares de  Honduras al que se bautizó con el nombre de “Berta Cáceres VIVE”.